Decoración Industrial

¿Te gustaría vivir en un loft? ¿quieres que tu casa tenga un aspecto lo más parecido a un fábrica o almacén antiguo? o ¿sentirte como un artista neoyorquino de la década de los 50? Si es así, la decoración Industrial es ideal para tí.

Mostrando 1–24 de 30 resultados

Mostrando 1–24 de 30 resultados

Decoración de estilo industrial en Menthadecora

En aquella época espacios abandonados en bruto, se trasformaron en lugares de trabajo y viviendas, para gente sin recursos, que apenas podían pagar un alquiler.

Si deseas recrear éste ambiente, en cualquiera de tus espacios, descubre en nuestra tienda de decoración online un amplio catálogo de productos de estilo industrial, con los que conseguirás crear estancias actuales con gran dosis de personalidad.

Muebles auxiliares que combinan madera con hierro, lámparas de metal con bombillas de estilo y decoración vintage, estanterías metálicas tipo taquillas, sillones con efecto desgastado, y accesorios en tonos oscuros como el negro, marrón o gris, que son los colores que predominan en éste estilo.

Lo mejor en decoración de tipo industrial

También conocido como estilo Loft, por decorar principalmente espacios amplios y diáfanos, mezcla elementos Art-Deco con minimalistas. Las paredes dejan ver sus estructuras e imperfecciones, como estructuras de hormigón o ladrillo visto, tuberías y cables.

Estancias donde no hay paredes, unificando el espacio y donde se supo aprovechar el potencial de grandes ventanales, a través de los cuales todo se llenaba de luz.

Actualmente es uno de los estilos decorativos más valorados, y no sólo para llevar a cabo diseños de viviendas, sino también en centros de trabajo, oficinas o restaurantes.

Muebles de decoración industrial

El mobiliario combina metales como el hierro, chapa, acero, cobre, latón con la madera, pero siempre con aspecto semi acabado, tosco en bruto y acabados desgastados u oxidados.

Las máquinas y elementos antiguos de las viejas fábricas, pasan a convertirse en muebles y complementos, que no dejan indiferente a nadie.

Por su marcado carácter minimalista, conviene no abusar de los detalles decorativos y seleccionar sólo aquellos de estilo vintage, que denoten el paso del tiempo, creando espacios en armonía y de marcado carácter.