en Blog

Mucho se ha hablado del estilo Industrial en decoración, estilo conocido por todos, que convive con nosotros desde hace ya muchos años, pero que a día de hoy, sigue estando de moda.

El estilo industrial es por tanto atemporal, y se define por utilizar la arquitectura típica de la industria, desnudando las estructuras, en espacios amplios y abiertos y convirtiendo las antiguas máquinas en muebles únicos, prácticos y funcionales.

Si quieres decorar cualquiera de tus espacios con éste estilo, sigue leyendo nuestro post, porque hoy te contamos cuales son las claves principales, para conseguir crear éste look, en tu diseño.

También llamado estilo Loft, su origen se remonta a los años 50 en Nueva York, cuando jóvenes artistas habitaron las instalaciones abandonadas de viejas fábricas, haciendo de ellas su hogar.

Mezcla de metales y madera, mostrando a la vista todas sus imperfecciones, tanto en la estructura como en el mobiliario, consiguen crear un estilo rústico, frío y funcional, que se ha convertido en una de las más importantes tendencias en decoración de los últimos años.

Los materiales que más se utilizan son metales como el hierro, el acero, paredes de hormigón y ladrillo visto, suelos de cemento y mobiliario con estructura de metal combinado con madera, sin apenas tratamiento, y haciendo visible sus desgastes, sus texturas imperfectas, oxidadas, que reflejan el paso del tiempo. Todo ello para conseguir una combinación de funcionalidad, ingeniería y personalidad.

Los tonos que más se utilizan en el estilo industrial son: colores neutros y fríos como el negro, gris, blanco, marrón, beige, tierra y toques de cobre y plata. En ocasiones también podemos encontrar, los colores anaranjados de oxido del metal y el rojo y verde de desgaste del cobre.

Por tratarse de un estilo neutro, urbano y moderno, siempre utiliza colores sólidos, duros e incluso fríos, considerados de estilo masculino.

titulo

Si te apasiona éste estilo para tu decoración, toma nota de los imprescindibles, que a continuación te enumeramos, y que son sus principales características:

-Elige muebles sobrios de lineas fuertes, desgastados o decapados, de colores fuertes y oscuros. Utiliza piezas antiguas, reutilizadas, realzando la belleza de todo lo reciclado, aunque estén desgastadas u oxidadas. Es importante que el mobiliario sea de madera natural sin tratar, en bruto, con estructura de metal de hierro o tuberías de metal.

-La iluminación está presente a través de grandes ventanales (estética de la antiguas fábricas) con estructuras de metal, divididas en cuadros o rectángulos. Normalmente no se utilizan cortinas, como mucho  estores en las ventanas. Además de la luz natural, en el interior se utilizan lámparas tipo foco con bombillas estilo Edison o grandes de estética industrial.

-En cuanto a los textiles, se utilizan mucho diseños geométricos, desgastados, cuadros… en fibras naturales como el lino, algodón, yute o estopa.

-Los accesorios para decorar son, herramientas antiguas, piezas vintage desgastadas, inventos, sofás chester de cuero, relojes grandes tipo estación, sillas Tolix, lámparas retro, maletas y baules viejos, libros antiguos, bicicletas oxidadas, bancos de trabajo convertidos en muebles, vidrios…

-Es necesarios mostrar sus estructuras al desnudo, techos altos que muestran sus vigas, tuberías, cables a la vista, paredes con ladrillo visto en su tono natural o pintado de blanco (hay fotos murales o papeles pintados disponibles en el mercado, que consiguen crear el mismo efecto) y texturas imperfectas, deterioradas  en sus acabados.

-Además es un estilo versátil, que se puede combinar muy bien con otros, como por ejemplo el rústico, boho chic, nórdico, minimalista o étnico.

En Menthadecora, podrás encontrar una selección de piezas y accesorios con marcado carácter industrial, y para que puedas inspirarte, aquí te dejamos fotos y enlaces, de algunos de ellos.

SILLÓN ENVEJECIDO

CAJA TURQUESA

MESA INDUSTRIAL

RELOJ DU NORD

LÁMPARA METAL

 

El estilo industrial, también llamado estilo Loft, combina diseños rústicos, simples y masculinos con carácter, en ocasiones fríos, suavizados en su tendencia más actual, llamada Neo-Industrial, donde ya se incorporan separaciones en los espacios a través de cristaleras, se añaden colores más frescos y femeninos y toque naturales como plantas y flores, para aportar mayor frescura y calidez.

Y puesto que en su conjunto no abusa de elementos decorativos, es frecuente encontrar piezas que se vuelven a reutilizar con otra función diferente como, mesas que son cajas de madera, estanterías que son escaleras, mesitas realizadas con maletas antiguas, archivadores o taquillas, convertidos en cajoneras…

En definitiva, éste estilo sigue marcando tendencia y también lo va a seguir siendo en éste 2018, y si es tu estilo favorito, para decorar cualquiera de tus espacios, recuerda tener siempre presente, que la clave para conseguirlo, es recrear la esencia de la viejas fábricas y almacenes…tanto en tu hogar como en diseños de oficinas, comercios o restaurantes.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

comedorCUADROS
0

Cesta de compra